La Blogothèque

Los Negretes

También encontramos punks en México. Punks buena onda, una versión local sumamente simpática, que mezcla a los Ramones y a Mano Negra, los acordes de base y la cumbia para hacer un « Mexico City Blues » defectuoso y desmadroso, y sin embargo particularmente generoso.

Fue sin duda la filmación más épica de nuestro viaje. Los Negretes nos llevaron a una colonia poco recomendada del centro de la Ciudad de México, quisieron tocar una primera canción en una calle con mala fama, luego nos hicieron subir a la azotea de un edificio, trepar por unas rejas y adentrarnos entre cables. Había vidrios rotos por todas partes y cajas con una destinación poco tranquilizadora (casas para perros de pelea, nos dijeron). Los Negretes twittearon nuestra visita, juntaron a sus amigos y al final estábamos acompañados por bloggeros, fotógrafos e incluso un equipo de un canal de tele (Once TV). El grupo se instaló como pudo en una rotonda extraña, una tarima peculiar, puesta un poco sobre el vacío. A lo lejos, los helicópteros vigilaban la ciudad y las nubes se acercaban, amenazantes. El « publico » veía eso un poco de lejos, en contrapicada. Prohibido subir a la tarima.

Tenía que ser rápido antes que la tormenta llegara y Los Negretes no tuvieran la oportunidad de entrar en detalles : fue crudo, un borrador, falso por momentos pero incluso disfrutable en esa urgencia. La primera toma debía ser la buena, el contrabajo no se hallaba en estado para asegurar una segunda canción.

Unos cuantos segundos después de la última nota, se soltó el diluvio sobre la Ciudad de México, una tromba caía encima y faltaba poco para que las calles empezarán a inundarse. François estaba empapado pero los micrófonos y el resto del material estaban a salvo. El carismático Jinmy Vitte, rockero con un corazón de adolescente, hacía una salida de celebridad entre las ovaciones…